Los que corren como liebres. Fraude durante la huida.

Muy maña suerte

Muy maña suerte

Hace poco, un lector nos envió el siguiente mensaje que reproduzco textualmente para que veáis cómo anda el percal. Él lo explica perfectamente

Hola

Una empresa ha emitido facturas falsas como si yo hubiera realizado unos trabajos que no he realizado ni he cobrado y Hacienda me reclama el IVA con su consecuente recargo y no tengo modo de acceder a dichas facturas ni de demostrar que es un fraude.

Según me asesora mi abogado, puedo ganar un juicio pero es fácil que no consiguiera nada si declara la empresa en ruina ya que sus bienes privados van por otra parte. A parte tengo mas facturas que si he realizado y no he cobrado.

Cómo puede ser tan injusto que yo deba pagar a hacienda mas de 4000 y el se los desgrave.

La empresa que cierra puede darle al Photoshop todo lo que quiera. Sus gerentes serán penalmente responsables, claro, pero a esas alturas, a buena parte de ellos les da igual que los condenen por quinientos que por mil quinientos.

Lo peor de todo es que es bastante común, y aunque no siempre echan mano al inocente, lo que está claro es que casi nunca echan mano al culpable.

En estos casos, la mejor manera de intentar demostrar que se trata de un fraude es mostrar los extractos bancarios y alegar que nunca se cobró nada. No es un sistema infalible, porque el IVA se debe cuando se factura, y no cuando se cobra, pero puede ayudar.

La raíz del problema estriba en que ante Hacienda la prueba siempre cae de tu parte, y es muy complicado, mucho, demostrar que no has realizado una actividad. Después, y sólo después, puedes ir al juzgado, donde el asunto funciona al revés y son ellos los que tienen que demostrar que eres culpable, pero eso lleva años, gastos, recargos, y hasta un posible embargo fiscal que te llevará aún más años y abogados revertir para recuperar tu dinero.

O sea, una maravilla…

 

Share

Tags: , ,

Cuando RENFE no te quiere cobrar el billete. Un fraude retorcido

estacionbranuelas

Estación de Brañuelas. No, no es aun apeadero. Es una estación con 8 vías.

La gente de Brañuelas, Torre del Bierzo, Vega de Magaz y otros pueblos leoneses, ya se maliciaba que estaba sucediendo algo raro, y al fin se ha confirmado.

¿Qué puede pasar cuando te subes al tren en un pueblo en el quinto pino y resulta que hacen la vista gorda y no pasan la mayor parte de las veces a cobrarte el billete? ¿Qué pasa cuando persigues desaforadamente al revisor y, cuando lo encuentras, te cuenta que tiene un problema con la maquinita y que no te preocupes, que te puedes bajar en Astorga o en Ponferrada sin problemas?

Hay algo raro, ¿verdad? Y lo más raro sería que les hubiese dado un repentino ataque de generosidad, cosa tampoco deseable, porque los servicios públicos, pagados con el dinero de todos, ni pueden ni deben sufrir esa clase de ataques.

Bueno, pues después de un tiempo enfrentados a semejante misterio, los sufridos habitantes de esas y otras localidades han descubierto al fin el gato encerrado: les quieren quitar el tren y necesitan que les estadísticas de viajeros justifiquen el recorte.

Cuando RENFE anunció los recortes de frecuencias y la eliminación de trenes, lo primero a lo que echó mano fue a la estadísticas de viajeros, y afirmó, con dos cojones y un palo, que en Torre del Bierzo, por ejemplo, se subían siete viajeros al año. Las cifras de las demás estaciones del trayecto son igualmente ridículas, tato, que con un poco de suerte, se puede comprobar su falsedad  en un par de fines de semana normales.

Lo que está sucediendo, en realidad, es que las autoridades falsean las estadísticas para poder destruir un servicio público, y quizás, sólo quizás, cambiarlo luego por una concesión administrativa a una empresa de autobuses privada. Lo que sucede, y no es nuevo, es que los habitantes de los pueblos pagan impuestos como cualquiera para luego no tener médico, ni escuela, ni tren, mientras se gastan barbaridades auténticas en subvencionarles el tren a los ricos (porque eso es el AVE) al tiempo que esos trenes sustituyen a los que eran simple y llanamente servicio público.

Porque a ver lo que dirían los madrileños si les sustituyeran el Metro por otro servicio cinco veces más rápido pero que costara siete euros por trayecto. Una putada, ¿verdad? Ardería Cibeles, como poco. Pues eso es lo que nos han hecho a los leoneses, y encima tiene el desparpajo de decirnos que no cogemos el tren, y que lo quitan porque nadie lo usa.

Para mí, la cosa está clara: mantener un  servicio público que simplemente funciona  no deja fotos de inauguraciones ni comisones de constructores y proveedores. Por eso prefieren las obras faraónicas, más deficitarias aún, y que eliminan el servicio al que realmente lo paga.

Son de traca…

 

Share

Tags: , ,

Los males de la prisa y los daños de la pausa

A veces surgen dificultades...              Las circunstancias importan, por supuesto, pero la optimización de decisiones financieras en un mundo tan cambiante como el nuestro es lo que marca la diferencia entre el éxito y marcharse a hacer puñetas, en columna de a dos y con banda de música. En ese sentido, y ya lo hemos mencionado alguna vez, uno de los temas más delicados es el de los créditos rápidos.

Lo primero, en estos casos, es hablar claro: si tienes una urgencia tremenda en pedir un crédito es que algo no ha ido bien. Puede tratarse de una emergencia pasajera, o de un mal acoplamiento de la liquidez (que los pagos no se verifican a la vez que los cobros) o de que realmente los ingresos no alcanzan para cubrir los gastos.  Salvo en el último caso, en el que ya se trata de tener fe más que otra cosa, la solución de acudir a la financiación externa puede ser un buen remedio y sacar a la persona o la empresa que lo requiera de una situación delicada.

Por lo tanto, a la hora de acercarse a la web o la ventanilla donde comercialicen este producto financiero, hay que saber muy bien en qué tesitura nos encontramos. Si de lo que se trata es de aprovechar una ocasión muy puntual, o lo que se suele llamar una ventana de oportunidad, entonces adelante: los actuales sistemas electrónicos de evaluación hacen que el proceso sea ágil y simple, con la inmensa mayoría de los pasos online y sin que la disponibilidad de dinero se demore más de lo conveniente.

Pero si lo que se busca es un alivio pasajero de las deudas hay que tener muy en cuenta cuales van a ser los flujos futuros de caja, porque un crédito rápido es eso precisamente: rápido, pero no barato.

Algunas familias,  agobiadas por algún suceso inesperado, tienen la necesidad de reducir las cuotas de sus préstamos, ya sean hipotecarios, de automóviles o tarjetas de crédito, a la espera de que las circunstancias mejoren. Y ese es el concepto clave: el tiempo. Si de lo que se trata es de ganar tiempo, o de impedir que el tiempo genere un daño, el crédito rápido es una magnífica opción, pero si lo que estamos haciendo es cruzar los dedos a ver si hay un poco de suerte, entonces es muy probable que los costes de ese crédito agraven la carga financiera.

Si, por el contrario, es el tiempo el que puede causar el mayor daño, como en el caso de una deuda tributaria con los consiguientes y abusivos recargos e intereses de demora, amenazas de sanción, inspecciones, etc, no hay que dudarlo ni in instante: es mejor enfrentarse a los intereses de un crédito rápido que a ese doble rasero de Hacienda que te golpea sin piedad cuando te retrasas un día y te sonríe con cara de conejo de la suerte cuando son ellos los que se retrasan seis meses en ingresarte  tu devolución de IRPF.

Ley del Embudo, se llama, pero de eso ya hablaremos otro día.

Share

Tags: , ,

El corralito, el crédito, y eso de los nacionalismos

Jefecillo...

Jefecillo…

Después de que le hayan bajado los ratings de deuda a la Generalitat hasta el nivel de bono basura, no harían mal  en darse una vuelta por algún sitio de dinero rápido, a ver si se les arregla la cosa. Pero me temo que no va a colar…

El caso es que hablando estos días con varios economistas catalanes partidarios de la independencia me he encontrado, para mi sorpresa, con que todos ellos, sin excepción, saben que la independencia es inseparable del corralito, pero ni uno solo está dispuesto a explicárselo a la gente.

Quizás sean las presiones del entorno, el miedo a ser tachado de derrotista o el sincero convencimiento de que todo lo que realmente se desea cuesta un sacrificio. No entro en eso, ¿pero por qué no se explica lo que ocurre realmente en el mundo actual? ¿Por qué no lo explica Mariano Rajoy tampoco, cuando podría utilizar este argumento para convencer a la gente en vez de, simplemente, cerrarse en banda?

Me temo que nos hemos encontrado con un tema que es tabú. Vamos a echarle un ojo.

-Si la separación fuese consensuada, habría que ver lo que tiene, aún así, que decir la Unión Europea. Los belgas, que llevan años acariciando la idea, no las tiene todas consigo. De todos modos, este no es el escenario actual, y menos ahora, que se habla ya de unas plebiscitarias y una Declaración Unilateral de Independencia (DUI en lo sucesivo).

-Si la secesión fuese unilateral, Cataluña quedaría excluida temporalemnte del Euro, y por bien que marchasen las negociaciones para su regreso, esto podría durar años. El problema no es España, con la que, por bien de ambas partes, podrían negociar fácilmente, sino la oposición de otros países que no querrían en modo alguno aceptar el precedente.  Tenemos, por ejemplo, el caso de Rumanía, y sus problemas con Transilvania, o Estonia, Letonia y Lituania, con provincias enteras habitadas mayoritariamente por rusos. Buena suerte para convencer a esos con lo que está pasando en Ucrania.

-Una vez que Cataluña queda fuera del Euro, hay dos opciones: o crear una moneda propia o seguir operando con el Euro sin ser emisor ni tener poder alguno sobre él, ni contar con el respaldo del emisor, el BCE.

El corralito, por tanto, es inevitable. ¿Pero por qué nadie lo menciona?

En Cataluña no se menciona porque enfriaría los ánimos y estamos hablando de un proceso que se ha planteado desde el punto de vista emocional. Si a la gente le dices que es probable que pierda sus ahorros o que no podrá contar con ellos durante un tiempo indeterminado, olvídate de su apoyo.

Lo raro es por qué no se menciona el tema desde Madrid. O Rajoy simplemente es un estafermo que pasa de todo (posibilidad no descartable) o teme que, de todos modos, nos comamos un corralito los españoles en un plazo no muy lejano, cuando el BCE se canse de  prestarnos, lo que le lleva a pensar que es mejor no mentar a la bicha.

Share

Tags: , ,

¿Se contamina menos reduciendo la velocidad?

jueguecitos

jueguecitos

Para algunos la respuesta obvia es que sí, pero lo cierto es que un coche en punto muerto, o se, con el motor arrancado y velocidad cero, sigue contaminando, y mucho, así que habrá que mirar el tema más de cerca.

La emisión de humos es una variable de flujo. Si se reduce la velocidad, se necesita más tiempo para recorrer el mismo trayecto, así que se contamina menos, pero durante más tiempo. ¿Qué es lo que hay que mirar entonces? Las curvas de flujo, una cosa que ya no es tan obvia y con la que resulta que el resultado final dependerá de cada modelo, de cada motor, de cada combustible y de sus correspondientes curvas de rendimiento. Porque de lo que se trata es del rendimiento y la eficiencia de cada engranaje y de cada par motor, y no es lo mismo lo que sucede con un camión, con una moto, con un coche diésel de 90 caballos y con un coche gasolina de ciento diez caballo.

En general, al pasar de una velocidad forzadas a una más modesta, se reduce el consumo y la contaminación. Por ejemplo, al pasar de 120 Km/h a 90 km/h, peor los actuales modelos ya van muy cómodos a 80, por ejemplo, y reducir la velocidad a 70 Kmh/h no va a suponer ninguna reducción de contaminación y en algunos casos puede llegar a aumentarla, si se produjesen retenciones.

Al final, lo que dicen lo expertos, y no hace falta ser experto para decirlo, es que lo que más aumenta la contaminación es la aceleración, y no la velocidad.

El caso, al final, y de eso nos ocupamos en este blog, está en conseguir dar la impresiónd e que se hace algo mientras se mantiene estable la rcaudación del impuesto de hifrocarburos, proque loq ue de veras reduce la contaminación es disminuir el consumo de gasolinas y gasñóleos, pero eso ke haría un roto a las arcas públicas de tales proporciones que nadie lo plantea en serio.

O sea que mi consejo es que no os creáis una palabra, vaya.

Share

Tags: ,

El tema de los préstamos rápidos

000e0cceHablemos claro: cuando tienes que pedir un préstamo rápido es que tu situación no es muy boyante. Puede tratarse de una emergencia pasajera, o de un mal encaje de la liquidez (que los pagos no llegan a la vez que los cobros) o de que realmente los ingresos no llegan para cubrir los gastos. En este último caso es cuando realmente hay un problema.

Por lo tanto, a la hora de pedir un minicrédito hay que saber muy bien en cual de los anteriores casos estamos. Si de lo que se trata es de sacar adelante una idea que pueda generar ingresos, sin mucho papeleo, y aprovechando una ocasión que ha surgido al vuelo, entonces adelante: los actuales sistemas electrónicos hacen que sea muy simple, que se haga todo online y que se pueda disponer del dinero en muy poco tiempo, comparado con el engorroso proceso de pedir un crédito a un banco convencional.

Para ver un poco como funciona, echad un vistazo, por ejemplo, a la web de MoneyMan

Sin embargo, si lo que estáis buscando es una reunificación de deudas, es mejor pensárselo dos veces, porque la cosa es más compleja de lo que parece.

La reunificación de deudas consiste, fundamentalmente, en constituir una nueva hipoteca sobre la vivienda de modo que en ella se engloben las demás deudas de la familia, desde las tarjetas de crédito, a  las letras del coche o cualquier otra deuda que se pueda tener. En principio, suena bien, porque se trata de evitar productos financieros con costes muy altos y sustituirlos por otro de un coste mucho menor, como la hipoteca, que siempre es un producto más barato ya que lleva aparejada la vivienda como garantía. Pero sustituir productos caros por otros baratos no siempre es buena idea, porque al final, el montante de lo que se va a pagar es muy superior, ya que una hipoteca es una deuda a muy largo plazo mientras las tarjetas o los coches se reintegran a un plazo menor. El problema de este producto es que se suele usar para lo que no se debe: o sea, para ganar tiempo. Lo mismo que sucede con un minicrédito mal pedido.

Algunas familias, muy agobiadas por su situación temporal, quieren reducir la cuota mensual para ir tirando un tiempo a ver si las cosas mejoran. Desde luego, entre susto muerte, está bien elegir susto, pero hay que tener claro que el monto total aumenta y que la reunificación de deudas es muy cara ya de por sí, pues obliga a cancelar todos los créditos anteriores, con su cotes de papeleo, y sustituirlo por uno nuevo que, las más de las veces, tiene que pagar nuevas escrituras y hasta nuevos impuestos.

En todo caso, sea cual sea la causa por la que se acuda al minicrédito, hay que tener en cuenta que va a costar más que un crédito normal, pero van a poner menos dificultades (de ahí el coste) y todo va a ser más rápido. O dicho de otro modo: estás en el agua y te echan una cuerda. Si la usas para salvarte o para ahorcarte, ya es cosa tuya…

Share

Tags: , ,

¿Cree la izquierda en los impuestos progresivos?

El caso es encontrar una teta...

El caso es encontrar una teta…

La derecha lo tiene claro, y los liberales más aún: cada palo aguante su vela, y si hay que colaborar con una caja común, lo más que admiten es la proporcionalidad. Un 10% para todos, pro ejemplo. El que gana 10, paga 1, el que gana 100, paga 10 y el que gana 1000, paga 100. Eso les parece lo justo, y que suba el porcentaje a medida que se incrementan los ingresos les parece un atraco. ¿Y la izquierda? ¿creen en la progresividad?

Parece que sí, pero en algunos casos solamente en la de los demás.

¿Cómo es posible que partidos de izquierdas, empeñados en subir los impuestos a los que más pagan, se nieguen luego a que las comunidades autónomas más ricas sean las que más aporten a los gastos comunes? ¿qué pasa, que si yo gano mucho dinero tengo que pagar un porcentaje doble que mi vecino pobre, pero eso no es aplicable a los territorios?

A veces, cuando lees comentarios y debates sobre las balanzas fiscales, te encuentras con esas cosas. El caso más de actualidad, pro no el más sangrante, es el de “España ens roba” esgrimido por algunos políticos catalanes. Que diga semejante cosa la derecha catalana es normal, porque lo suyo es esconder la cartera, ¿pero cómo pueden venir con esas historias los mismos que luego hablan de subir los impuestos a los más ricos?

¿Qué clase de ley del embudo se pretende aplicar? ¿Por qué se limita la progresividad a las personas y no alcanza a los territorios y tampoco a las empresas, a través de un Impuesto de Sociedades progresivo?

Cadas día tengo más claro que los que diseñan los impuestos lo hacen con el firme propósito de penalizar a los trabajadores. Y cada día tengo más claro que los que hablan de repartir hablan siempre de lo de los demás: cuando se habla de lo suyo son capaces de mencionar los fueros del rey Witiza para decir que ellos no son como los demás, y que pagar es para los apestados que no son de su raza.

O cualquier otra chorrada.-

Share

Tags: , ,