Los vericuetos legales del fraude fiscal

la gran caza

la gran caza

En esta sociedad nuestra todo se complica, y más aún lo que tiene que ver con nuestros dineros. Del viejo fraude consisten en esconder las monedas debajo del colchón, hemos pasado a verdaderas tecnologías de la elusión, pasando pro la creación de meendas fuera de la órnbita de los emisores soberanos para dejar las transacciones al margen del control administrativo y tributarios.

¿Qué ocurre por ejemplo, con las transacciones realizadas en bitcoins? ¿Quién declara los ingresos obtenidos minando algortimos a través de miles de máquinas, o los productos vendidos a través de esa moneda virtual? ¿Puede existir estafa en la prestación de servicios o en la enajenación de bienes si se utiliza el bitcoin o cualquiera de las monedas virtuales que han ido surgiendo? ¿Hasta qué punto una compañía privada, como Amazon, puede emitir su propia moneda y evitar así tributar por sus beneficios en ninguna parte?

La lista de preguntas es casi infinita, y poco a poco se va ampliando con la aparición de nuevas realidades, como hemos visto en las últimas fechas en el conflicto de los taxistas contra la irrupción de UBER o de los transportistas públicos contra Blabacar. La única solución, para los particulares, parece contratar un buen abogado si se encuentran con uno de estos casos. Y para los abogados, reciclarse constantemente con algo como este curso de abogacía jurídica a distancia para no perder capacidad de reacción ante las novedades ni oportunidades de captar nuevos clientes. Lo de siempre, lo habitual, permanecerá ahí por mucho tiempo y seguirá siendo necesario, pero desentenderse de lo nuevo es la manera más directa de caer en la irrelevancia, o de encontrarse frente al muro del “ni me suena” cuando aparezca uno de estos temas en cualquier otro asunto.

Al final, la abogacía será como la medicina, donde no es posible estancarse en lo que uno estudió en sus años universitarios. Un médico que no sigue estudiando es un peligro. Y cada vez más claramente, un abogado, también.

Share

Tags: , ,

Censo de políticos y otros beneficiarios de la teta pública

Faltan tetas...

Faltan tetas…

Aunque algunos de los mencionados en la relación que aparece abajo no son políticos o no pueden ser considerados como tales, bien está contar con este listado para conocer el destino de una parte nada desdeñable de nuestros impuestos. Está claro que quien hizo esta lista pretendía engrosar el número y en algunos apartados se le fue la mano,  pero eso no hace menos interesante conocer el entramado que nos asfixia. Os dejo con la cruda y puñetera realidad:

 

Diputados y senadores – 650
Parlamentarios autonómicos – 1.206
Alcaldes – 8.112
Concejales – 65.896
Diputados provinciales – 1.031
Cargos de confianza en diputaciones – 970
Responsables de cabildos y consejos insulares – 139
Consejeros Valle de Arán – 13
Mancomunidades – 2.800
Políticos contratados como cargos de confianza – 40.000
Políticos empleados en empresas públicas o con participación estatal – 131.250
Políticos en la Unión Europea – 1.100
Políticos en embajadas autonómicas – 940
Políticos en el Consejo de Estado – 60
Políticos con pensiones – 1.600
Tribunal de Cuentas – 120
Consejos económicos y asesores – 4.800
Defensores del pueblo, menor, mujer, etc – 900
Observatorios y entes asesores – 2.600
Fundaciones públicas – 1.600
Sindicalistas liberados – 65.130
Patronales – 31.210
Cámaras de comercio – 6.000
Cargos políticos en la Tesorería General de la Seguridad Social – 800
Cargos políticos en el INEM nacional y regionales – 2.400
Cargos políticos en entidades educativas – 1.900
Instituto Cervantes – 80
Cargos políticos en embajadas nacionales – 240
Entidades de cooperación al desarrollo – 230
Cargos políticos en medios de comunicación públicos – 630
Entidades de gestión de fondos de formación – 140
Entidades de desarrollo rural – 860
Consejos reguladores – 480
Políticos ante organismos internacionales (ONU, OCDE, etc) – 160
Consorcios – 870
Comisiones nacionales (Valores, Telecomunicaciones, etc) – 440
Gestores de fondos públicos – 680
Casa Real – 132
Entidades financieras públicas – 460
Cargos de designación para gestores de clases pasivas – 40
Cargos de designación para entes gestores de vivienda pública – 390
Entidades de publicaciones públicas – 430
Entidades de difusión cultural en el exterior (estatal y autonómica) – 1.470
Agencias Públicas de Regulación – 910
Tribunales y entes de mediación – 630
Entidades de conservación del patrimonio – 860
Entidades de investigación e I+D – 182
Entidades relacionadas con el tabaco – 182
Entidades relacionadas con el juego – 164
Patrimonio del Estado y autonómicos – 640
Entidades de coordinación territorial y municipal – 450
Entidades de mutualidades públicas – 1.360
Cargos de designación directa en el sistema sanitario – 8.260
Cargos de designación directa en el sistema educativo – 9.390
Organismos de control interno – 4.270
Organismos de gestión catastral – 2.470
Direcciones generales de Policía y Guardia Civil – 130
Instituciones Penitenciarias – 61
Protección civil y servicios de emergencias – 700
Seguimientos de medios de comunicación y gabinetes de prensa – 7.200
Servicios estadísticos y de padrón municipales – 730
Entidades de transporte público estatal, autonómico y local – 7.800
Entidades de conservación de infraestructuras – 1.360
Correos y telégrafos – 870
Consejos deportivos – 120
Entidades bibliotecarias y museísticas – 2.080
Entidades vinculadas al teatro, cine y expresiones artísticas y culturales – 1.415
Entidades de conservación – 360
Entidades de reindustrialización y reconversión – 82
Entidades vinculadas a la gestión de la energía – 540
Mercados centrales – 346
Desarrollo de medios rurales – 1.315
Gestión del agua y cuencas hidrográficas – 860
Protección medioambiental y actuaciones en la costa – 2.105
Agencias meteorológicas – 26
Agencias de cambio climático y reducción del gasto energético – 480
Centros de estudios sociológicos, históricos y constitucionales – 795
Organismos de igualdad y prevención de la violencia doméstica – 2.330
Organismos de trasplantes y donación – 86
Plan nacional sobre drogas – 36
Entidades estatales y autonómicas de comercio exterior – 2.450
Entidades de astronomía y astrofísica – 34
Entidades de investigación oceanográfica y pesqueras – 260
Parques tecnológicos y empresariales – 370

TOTAL……………………445.568

Share

Tags: , , ,

Vivir entre varios engaños

Te encuentras con cada cosa...

Te encuentras con cada cosa…

Ya no sabe uno que es mejor, si decir la verdad, si mentir, si mentir por gusto o decir la verdad por necesidad. La combinatoria se complica hasta unos extremos en que más que la ética (que también) se vuelve dudosa la lógica.

La anécdota con la que vengo hoy, me la contaron a mi los de www.abogadosmalaga.com  y tiene que ver con una de esas situaciones que pasan en las mejores familias o se encuentra el mejor abogado en Málaga, por mucho que quiera aconsejar a su cliente que no se meta en jaleos.

Se trataba de una empresa mediana, con alrededor de cuarenta empleados, y todo empezó cuando hubo que calcular el resultado económico anual  para pagar el Impuesto de Sociedades. Lo normal en estos casos es que el empresario trate de desgravarse hasta los palillos del bar bajo el epígrafe de “otros suministros” o que el teléfono de última generación de la niña esté inventariado como activo del departamento de investigación y desarrollo (en una empresa envasadora de pimientos, que también es real). Lo normal es que los patines de la bici del crío sea elemento auxiliares de transporte y las gafas del abuelo material óptico, sin más precisiones.

Pero en este caso no había nada de eso. Nada en absoluto.  Ni una factura rara. Ni un puñetero duro de teléfono. Ni una dieta ni desplazamiento. Nada. El tío no se quería desgravar nada y había metido a contabilidad todas las facturas de ingresos que no había conseguido cobrar y que, muy probablemente, no cobraría en su puñetera vida, incluidas las de un par de acreedores difuntos. Aquello no era raro: era rarísimo.

Al final, le salían cincuenta y tres mil euros de beneficio cuando, sin necesidad de ingeniería contable y ateniéndose simplemente a lo que la ley le permite, podía declarar seis mil euros de pérdidas. Cincuenta y tres mil euros de beneficio suponían, en su caso, unos diecisiete mil euros de impuestos, así que no pude dejar de preguntarle si se había vuelto loco  o pagaba por deporte, 0 patriotismo.

Y el tío, entonces, se encogió de hombros y me dijo que esas eran las cosas que había que hacer para no cerrar, porque pronto le vencería la póliza de crédito del banco y si no daba beneficios no se la renovarían. Es malo declarar de más, pero peor es declarar pérdidas y que te digan que los bancos no prestan a empresas en pérdidas y tener que mandar a todo el mundo para casa.

Y por lo que sé, la empresa sigue en marcha.

El banco sigue cobrando el crédito y hacienda, cuando cobra, no mira más. Todos felices…

Share

Tags:

¿Quieres 600?, Pues te quito 1000. La reacción de los autónomos

¿No quieres caldo?

¿No quieres caldo?

Yo creo que Hacienda no ha pensado que los españoles somos así, y que meter una subida del 20% , de golpe, en las cotizaciones de los autónomos, tiene que tener alguna consecuencia inesperada.

Yo creo que cuando el Gobierno ha decidido elevar las cotizaciones a la Seguridad Social de los autónomos, así, por las buenas, no  se le ha ocurrido pensar que muchos autónomos tienen algunos meses muy flojos de trabajo y que podrían darse de baja temporalmente en esos meses, y sin necesidad de pasarse a la economía sumergida, pues seguirían facturando su actividad los meses que estuviesen de alta.

¿Qué pasa, por ejemplo, si un autónomo decide darse de baja febrero, junio y noviembre? Pues no pasa nada. Pasa que , de pronto, esos meses el Estado no percibe sus cuotas y el autónomo puede echar para adelante o para atrás las facturas de esos periodos, como todo el mundo, porque una cosa es cuándo trabajas y otra cuándo facturas, por no hablar ya de cuándo cobras, porque eso sí que parece pertenecer a otro planeta…

Si se ajustan los periodos de alta a los periodos de facturación no hay necesidad de pagar las cuotas de todos los meses, sino solamente aquellos en los que se vaya a ganar algo o se piense facturar de veras. Y miren que hablo siempre de buena fe, sin trabajar ni un minuto en negro ni realizar un sólo trabajo sin facturarlo.

En ese caso, hay que tiene en cuenta solamente que basta con estar un día dado de alta para tener que pagar todo el mes, así que si alguien opta por esta salida, que se dé de alta el día 2 y de baja el día 29, tanto en la Seguridad social como en el IAE de Hacienda, no sea que se lo pasen un día más tarde y le corresponda el mes completo.

El caso de un informático, por ejemplo, es claro. Puede trabajar en su casa todo el tiempo que sea, y el mes que facture a su cliente se da de alta, y evita así trabajar en negro (que según muchos, siempre es una opción, pero nosotros la desaconsejamos)

Por último, y para evitar jaleos con las tarjetas sanitarias, lo mejor es estar dado de lata al menos cinco o seis meses al año. No es cuestión de ahorrárselo todo, pero sí, quizás, de dar a entender que cotización sin prestación es abuso.

Share

Tags: , , ,

Clasificación de las personas respecto al sistema fiscal

Lo que no queremos decir..

Lo que no queremos decir..

Después de escuchar todo tipo de razonamientos, que sobre todo eran pretextos, he llegado a la descorazonadora conclusión de que la mayor parte de las discusiones sobre temas fiscales se centran en un par de puntos desagradables y poco edificantes. Las cuestiones que dan lugar a la mayor parte de los debates son  más o menos las siguientes, por mucho que escuchemos cualquier otra cosa para disfrazarlas:

-1- ¿A qué tengo derecho por el simple hecho de haber nacido? Hay gente que cree que el sólo hecho de nacer le da derecho a una serie de prestaciones, pueda o no pueda pagarlas, y que los demás, al vivir en sociedad, tienen, por tanto, la obligación de pagarlas. Por supuesto, no voy a entrar a discutir esto, ya que trato de enumerar las verdaderas razones de fondo, no de ofrecer mi opinión. Dar una respuesta clara a esta pregunta nos ayuda a saber dónde estamos: ¿A qué tiene derecho alguien pro el sólo hecho de nacer? Apuntemos cada cual nuestra opinión en un papel y sigamos adelante.

-2- El origen de la riqueza. Hay dos clases de personas: los que creen que el que tiene algo es que lo ha robado, ya que en esta viuda no se puede tener nada sin robar, y los que creen que el que tiene algo se lo ha ganado de algún modo. ¿A qué grupo pertenece usted, amigo lector? Apúntelo y únalo a lo apuntado en el punto primero.

Dependiendo de las respuestas ofrecidas a las dos preguntas anteriores, sabemos ya que opina una persona sobre el sistema fiscal. En general, los que creen que la riqueza procede del robo y las personas tienen derecho a todo, creen que los impuestos deben ser muy altos, de modo que el dinero se vuelva a repartir. Los que opinan todo lo contrario, suelen partidarios de impuestos más bajos y que cada cual se busque la vida. Los primeros odian el fraude fiscal, pues consideran los impuestos un modo de OBTENER ingresos a costa de los demás, mientras que los segundos lo toleran mejor, ya que consideran el sistema fiscal UNA CARGA para ellos y sus familias.

Pero no nos engañemos: nos digan lo que nos digan y razonen lo que razonen en voz alta, las razones verdaderas de cualquier enfrentamiento está en la respuesta que se da a las dos primeras preguntas, y no en cualquier mandanga que nos inventemos parta evitarlas, tipo libertad., redistribución, solidaridad y todas esas palabras engañosas inventadas para no hablar nunca de lo que realmente deberíamos hablar.

 

 

Share

Tags: , ,

El fraude fiscal más “divertido” que escuché en 2013

malabares

Malabarismos del día a día…

El último día del año es época propicia para esta clase de rankings y reflexiones, así que igual que otros hablan de la mejor película del año, del mejor vestido de fiesta, o del mejor artefacto tecnológico aparecido durante los últimos doce meses, voy a contaros yo el fraude fiscal más divertido que escuché en 2013.

Se trataba de una empresa mediana, con alrededor de treinta trabajadores, y todo empezó cuando hubo que calcular ellos beneficios anuales para el Impuesto de Sociedades. Lo normal, en estos casos, es que el empresario trate de desgravarse hasta las flores para la tumba de su madre en el día de Todos lo Santos (caso verídico), los pañales de los niños en forma de “otros suministros” o que el teléfono de última generación de la niña esté inventariado como activo del departamento de investigación y desarrollo (en una empresa envasadora de gaseosas, que también es real).

Por eso me sorprendió tanto encontrarme con un empresario que no presentaba nada de eso. Ni una factura rara. Ni un puñetero duro de teléfono. Ni una dieta ni desplazamiento. Nada. El tío no se quería desgravar nada y había metido a contabilidad todas las facturas de ingresos que no había conseguido cobrar y que, muy probablemente, no cobraría en su puñetera vida.

Al final, le salían cuarenta mil euros de beneficio cuando, sin necesidad de ingeniería contable y ateniéndose simplemente a lo que la ley le permite, podía dar dos o tres mil euros de pérdidas. Cuarenta mil euros de beneficio suponían, en su caso, unos once mil euros de impuestos, así que no pude dejar de preguntarle si se había vuelto loco  o pagaba por deporte, 0 patriotismo.

Y el tío, entonces, se echó a reír. Ni patriotismo, ni deporte, ni nada de eso.

Lo que le pasaba era que pronto le vencería la póliza de crédito del banco y si no daba beneficios no se la renovarían, con lo que tendría que cerrar la empresa. Los bancos no prestan dinero a empresas en pérdidas, así que si hay que falsificar facturas, se falsifican, pero de ingresos. A Hacienda no le importa una mierda cuando hinchas los ingresos, a no ser que piensen que estás blanqueando dinero,. Y ahora, con la que está cayendo, ni así. Lo que quieren es que pagues, y si pagas están más contentos que el copón. Eso me dijo.

Y le funcionó.

Pagó los once mil euros de impuesto de sociedades y el banco le renovó el crédito.

¿Fraude fiscal? Sí, por supuesto, pero sin merma de ingresos tributarios, sino todo lo contrario.

Vivir para ver…

¡Feliz Año Nuevo!

Share

Tags: , , , , ,

El repugnante fraude de las academias universitarias

Debería cotizar en el IBEX

Debería cotizar en el IBEX

Todos sabemos que en muchas universidades privadas  se paga precisamente por conseguir el título con un minimo esfuerzo. Pues bien: en las públicas sucede lo mismo, pero por otro camino. No se trata exactamente de un fraude fiscal, sino de un fenómeno delictivo común, pero me parece tan repulsivo que he querido dedicarle un artículo aparte.

Cada vez con más frecuencia escucho cómo se extiende el fraude de las academias universitarias, un fraude que nos afecta en cierto modo a todos y que enriquece a pequeños grupos de desaprensivos, corrompiendo el sistema educativo y el valor de los títulos académicos que se extienden.

El procedimiento es simple: en una carrera universitaria se eleva de repente el nivel de exigencia en una o varias asignaturas, y luego se hace correr la voz de que quienes preparan esa asignatura en una determinada academia privada tienen un éxito del 90%. La academia, orgullosa de su trabajo, cobra una interesante cantidad mensual a los alumnos que se inscriben en ella y pasa el semestre impartiendo las clases complementarias, sin que sus apuntes ni sus explicaciones sean mejores, en lo esencial, que las que se imparten en la Universidad.

La gracia está en la última semana, cuando la academia facilita a sus alumnos las preguntas que van a poner en el examen. Y no tiene por qué hacerlo directamente, sino mediante simples recomendaciones: estudiad esto, y lo otro. Este tema y este otro no suelen caer. Este tipo de problema es muy habitual, así que estudiadlo bien porque es muy probable que os lo pongan…

Es simple: el profesor que imparte la asignatura comparte la preguntas y la empresa de la academia comparte las ganancias.

Es rápido,  fácil, imposible de denunciar y muy lucrativo.

En ciertas asignaturas de algunas facultades puede haber doscientos o trescientos matriculados, como poco. Si se han apretado las clavijas en los últimos años y hay repetidores, pueden haberse acumulado hasta quinientos, si la Universidad es mediana o grande. Por cuatro meses de clases particulares puedes cobrar tranquilamente trecientos euros sin que nadie te diga que abusas, y pueden asistir a esas clases trescientas personas. Son entre noventa mil euros a repartir entre la academia y el profesor responsable de la asignatura. Y eso, por una sola asignatura…

Y haciendo feliz a todo el mundo, porque con el brutal incremento de las tasas de los últimos años sale más rentable pasar por el aro del soborno que tener que matricularse nuevamente en la asignatura.  Sale más barato y da mucho menos trabajo.

Mientras el que imparte las clases y el que examina siga siendo el mismo, tendremos que ver cómo continúa creciendo esta repugnante forma de explotar al alumno y de defraudar al sistema educativo y, en suma, a todos los españoles que lo pagamos.

Share

Tags: