Venga, ánimo...

Venga, ánimo…

De vez en cuando, y por aquello de no hablar siempre de los mismo, comentamos aquí alguna de las muchas ofertas que giran en torno al mundo financiero, de los dineros, y de los impuestos en general.

Hoy hemos elegido una de esas empresas de minicréditos, minipréstamos y parches financieros en general para nuestros apuros financieros; y la hemos elegido porque tiene algunas peculiaridades que la distinguen del común de lo que solemos encontrar por ahí. Echale un ojo en este enlace: se llama SAVSO

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, el tema de los minicréditos puede ser una buena opción si de lo que se trata es de conseguir que encajen los ingresos con los gatos, si por alguna razón se han descoordinado. Si lo que se intenta es dar una patada al bote, que es la manera fina de decir que se está huyendo hacia adelante, no lo aconsejamos de ningún modo.

Dicho lo cual para aviso de navegantes, os contamos pro qué esta empresa es distinta al resto:

En general, tenemos visto que este tipo de empesas ofrecen mini-préstamos de 100-900€ a 30 días o menos y reembolso a final del plazo. Si no se paga a final del plazo, en la mayoría de los casos, se aplican intereses de mora o el cliente tendrá que contratar un nuevo préstamo para amortizar el anterior. El cliente entra en un ciclo infernal difícil de salir. Aquí no. Aquí  con los de SAVSO, parece que funciona de otro modo, con minipréstamos sin agobios:

SAVSO ofrece mini-préstamos de 100-900€ (hasta 300€ el primero) a 13 o 26 semanas y se reembolsa por cuota fijas semanales. A final del plazo no hay prórrogas y no se aplican intereses de mora, con lo que las cotas a reembolsa son más pequeñas y en un plazo más amplio, lo que satisface la vieja petición de los clientes para conseguir que el presupuesto familiar encaje mejor.

En segundo lugar, y no menos importante, esta empresa acepta clientes inscritos en ASNEF por deuda no financiera inferior a 500€ (telefonía, luz,…). Esto lleva a que esas pequeñas reclamaciones que las compañías suministradoras utilizan como armas contra nosotros no sean y tan relevantes, lo que reduce nuestra indefensión.

Si a esto le unimos que todas la cantidades, todas ellas, están definidas de antemano para evitar sorpresas, nos encontramos con que esta empresa puede ser una alternativa interesante.

No va a ser la panacea, porque la panacea no existe para quien tiene que pedir un crédito rápido, que se le formalice en un día o dos a lo sumo, pero al menos se acerca a algo que parece razonablemente justo y razonablemente rentable.

Echadle un ojo.

Share

 SIGUENOS EN TWITTER PINCHANDO AQUI .