ballenablancaHasta ahora hemos hablado de los pequeños y medianos fraudes que comete el ciudadano de a pie, y aunque hemos tratado también del blanqueo de dinero a gran escala en los Paraísos Fiscales, no habíamos abordado todavía el gran agujero de las multinacionales y las grandes empresas. Vamos a ello.

Por supuesto, las grandes empresas tienen muchas y brillantes maneras de trasladarnos a los demás sus obligaciones fiscales. Lo primero que hay que tener en cuenta es que los métodos que suelen utilizar no son propiamente fraudes, pues se aprovechan de la ley, o de la falta de ella, para eludir sus impuestos y no es tan frecuente que actúen de manera descaradamente delictiva.

De todos estos métodos, el más salvaje, más practicado y más lucrativo es lo que se llama a veces el método de la ballena, por oposición al método de la trucha, del que hablaremos otro día.

Voy a tratar de explicarlo:

Supongamos que la empresa PUFOSA es una gran multinacional, y tiene su sede en Nueva York.

PUFOSA tiene una filial en China (a la que llaamaremos PUFOSA.CN) que fabrica discos duros, por ejemplo. Y los fabrica a 5 dólares la unidad. Paga en China a sus empleados un sueldo de risa, paga los impuestos chinos, y fabrica cincuenta millones de discos al año.

PUFOSA.CN vende esos discos en Estados Unidos y en Europa. Pero el impuesto Chino sobre el beneficio es del 25 %, así que  si los vende a 50 dólares, va a tener que pagar el 25 % de la diferencia entre 50 y 5 que le costaron. el 25 % de 45 dólares es algo más de 11 dólares por unidad.

Por contra, si PUFOSA.CN  vende esos discos directamente a Europa o a España, por ejemplo, sus filiales americana o española tendrá que pagar el 35 % de beneficio, proque los compran a 5 y nos lso venden a los clientes a 50. Y el 35 % de 45 es 15,75.

La jugada, por tanto, está en crear una filial en Irlanda, en las Islas Barbados o en Bermudas, donde el impuesto sobre el beneficio sea del 12 % (Irlanda) o del 2 % incluso.

De ese modo, PUFOSA.CN vende los discos a 6 dólares a PUFOSA Bermudas, y paga en China el 25 % de 1, que es el beneficio que declara. En Barbados, le sube el precio a 49, y paga el 2 % de 43 (que es la diferencia entre 49 y 6) y PUFOSA Barbados se lo vende a PUFOSA España, que los vende aquí a 50, y paga el 35 % de 1 otra vez, ya que puede declarar haber comprado esos discos a 49.

¿Lo cogéis? La jugada es genial. El que gana TODO el dinero es el que está domiciliado en un país donde no hay impuestos, mientras que las filiales que producen y comercializan se supone que no ganan prácticamente nada. A veces, incluso pierden.

Al final, PUFOSA habrá pagado el 25 % de 1 en China, el 35 % de 1 en España y el 2 % de 43 en Barbados.

Que es mucho, muchísimo menos, de lo que tendrían que pagar sin la jugada de la ballena. Multiplicad esa diferencia por lso 50 millones d eunidades que vende al años y veréis qué cara se os queda.

Un pequeño artículo sobre lo que son algunas empresas. Para echarse una risas y quitar el cabreo

Share

 SIGUENOS EN TWITTER PINCHANDO AQUI .