El liberalismo y el nacionalismo son la misma cosa

$_57Por más que se esfuercen en hablarnos de sus diferencias, la idea en que se sustentan ambos es fundamentalmente la misma: me preocupo por los míos, por lo que están cerca, y los demás que se vayan buscando las habichuelas cada cual por su cuenta. La cuestión tiene muchas facetas, pro supuesto, pero hoy me gustaría abordarla desde el ámbito teórico, o sea, desde la definición política, o académica, si  lo preferís, del asunto. A veces es bueno ir a las raíces.

El √°mbito al que los nacionalistas cierran su acci√≥n es el de su naci√≥n, ya sea esta una idea hist√≥rica, ling√ľ√≠stica, √©tnica o cultural, pero para ellos no hay solidaridad social fuera de esa naci√≥n. Para ellos luchan por las competencias, por las libertades, por los impuestos y por cualquier faceta pol√≠tica que pueda suponer la obtenci√≥n de una ventaja. Si est√°s con ellos, puedes aprovechar esa ventaja, pero si quedas fuera, eres el otro, el enemigo, o la competencia. Para un nacionalista, la frontera marca el l√≠mite de hasta d√≥nde llega el disfrute de la ventaja. Los que quedan dentro son los m√≠os, los dem√°s son el adversario.

¬ŅY para un liberal? Pues lo mismo. Los liberales no creen en los servicios sociales mancomunados. Los liberales no creen en el contrato social ni en una responsabilidad com√ļn: cada cual tiene que competir lo mejor que pueda por su riqueza y, dependiendo de su gesti√≥n, de su suerte, o de lo bien o mal que consiga desenvolverse en lo suyo, triunfar o fracasar, sin que le preocupe lo que pase a los otros, porque esos otros son, como en el caso anterior, el adversario o la competencia.

Sin embargo, en el caso de la Espa√Īa de hoy, los liberales y los nacionalistas se pasan la vida enfrentados. Unos,¬† con una idea de Espa√Īa que reconoce la solidaridad entre territorios pero no reconoce la solidaridad entre personas, y otros, qu√© carajo, con una solidaridad entre personas que no acepta la solidaridad entre territorios.

¬ŅQu√© demonios est√° pasando? Probablemente que nos mienten. Ambos. Los liberales nos mienten porque est√°n buscando el modo de enriquecerse dando la espalda al resto. Y los nacionalistas nos mienten porque est√°n buscando la manera de enriquecerse dando la espalda al resto.

Qué coincidencia…

Share
Tags: ,

El fraude de Cenicienta. La verdad sociológica sobre los cuentos

Sólo fachada

Sólo fachada

Yo creo que ya est√° bien de narrativas in√ļtiles sobre lo que pasa en nuestra sociedad.

A veces tengo la impresión de que los cuentos se han instalado en nuestra vida, y no para prolongarnos la infancia, sino para llevarnos a una especie de limbo de la tontería donde las cosas nunca funcionan como esperábamos. Y la gente, en vez de madurar, se frustra.

Hablemos claro:

El cuento de Cenicienta es la historia de una mala decisión, una traición, o algo peor.

Cuando el Hada Madrina ayudó a Cenicienta ascender en su posición social, lo que realmente hizo fue desterrarla del mundo donde podía emplear sus habilidades y colocarla en una posición donde sería absolutamente incompetente.

El pr√≠ncipe, que sin duda era un irresponsable y un vividor, pro las cosas que se nos dicen de √©l, estuvo encantado las primeras semanas con su guapa y joven esposa, pero sin duda se cans√≥ pronto de los modales de aldeana de la muchacha, de su nula conversaci√≥n y de su incapacidad para comprender las maquinaciones y entresijos de la corte. Porque el hada madrina la invit√≥ a un baile y le dio la ocasi√≥n de brillar unas horas, pero ni le present√≥ a la gente que deb√≠a conocer, ni le ense√Ī√≥ modales, ni la educ√≥ convenientemente para enviar que su marido no se sintiese terriblemente solo hablando con ella de cosas que no entend√≠a.

Torpe y extraviada, además de inculta, Cenicienta  no tardó en caer en desgracia entre la familia del Príncipe y el personal de la Corte, que se divertían haciendo bromas a su coste, y por extensión, a costa del Príncipe y la Monarquía entera. La Reina Madre acabó montando en cólera y el Príncipe fue cada días más infeliz. El matrimonio estaba abocado al fracaso.
Cenicienta hubiese sido feliz casada con un guapo le√Īador, pero su hada madrina la estaf√≥ miserablemente, y a buen seguro se pas√≥ mucho tiempo tronch√°ndose de la risa a costa de la que hab√≠a armado metiendo a una palurda en el Palacio Real.

Fraudes como este vemos muchos a diario, pero no voy a se√Īalar ninguno en concreto. El que quiera, que entienda.

Share
Tags:

¬ŅQu√© hacer cuando en vez de cobrarte impuestos, son simplemente pesados?

Defraudador muerto de risa

Defraudador muerto de risa

¬ŅY qu√© se puede hacer cuando el Estado, en vez de cobrarte impuestos, o adem√°s de ello, se dedica simplemente a darte cl co√Īazo y no dejarte vivir?

Os puede parecer una broma, pero tenemos aun cliente con exacta y justamente ese problema.
El Instituto Nacional de Estad√≠stica lo persigue fervientemente desee hace a√Īos de manera que, abra una casa rural donde la abra, a los pocos meses recibe una carta exigi√©ndole que de manera constante, y durante a√Īos, rellene peri√≥dicamente una serie de impresos.

Por supuesto, cuando me lo cont√≥, pensaba que estaba exagerando, pero no: es cierto. Rellen√≥ durante 7 a√Īos impresos referentes a la ocupaci√≥n mensual de una casa en la monta√Īa, luego durante otros cinco a√Īos impresos mensuales en torno a la reservas de otra y ahora le exigen que comience a cumplimentar impresos semanales sobre las reservas y ocupaci√≥n de un albergue.

Fuera de la an√©cdota y de las bromas al respecto, nos queda la duda de qu√© se puede hacer, si se puede hacer algo, para interponer recurso contra el Instituto Nacional de Estad√≠stica y su modo de recabar los datos. Puestos a imaginar, supongo que las obligaciones formales que se requieren a unos s√≠ y a otros no, son un claro caso de trato desigual y discriminatorio, y que se podr√≠a interponer alg√ļn tipo de recurso contras estas actuaciones, cuando se demuestra que no se reparten de manera equitativa y siempre caen sobre los mismos.

¬ŅPero le puedes decir a los de Eastad√≠stica d√≥nde deben tomar sus datos? Lo dudo. Pero dudo tambi√©n que puedan cargar siempre a los mismos con sus montones de papeleo..

Un a duda interesante.

¬ŅQu√© opin√°is?

Share
Tags: , , ,

Una de minipréstamos

Venga, √°nimo...

Venga, √°nimo…

De vez en cuando, y por aquello de no hablar siempre de los mismo, comentamos aquí alguna de las muchas ofertas que giran en torno al mundo financiero, de los dineros, y de los impuestos en general.

Hoy hemos elegido una de esas empresas de minicr√©ditos, minipr√©stamos y parches financieros en general para nuestros apuros financieros; y la hemos elegido porque tiene algunas peculiaridades que la distinguen del com√ļn de lo que solemos encontrar por ah√≠. Echale un ojo en este enlace: se llama SAVSO

Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, el tema de los minicr√©ditos puede ser una buena opci√≥n si de lo que se trata es de conseguir que encajen los ingresos con los gatos, si por alguna raz√≥n se han descoordinado. Si lo que se intenta es dar una patada al bote, que es la manera fina de decir que se est√° huyendo hacia adelante, no lo aconsejamos de ning√ļn modo.

Dicho lo cual para aviso de navegantes, os contamos pro qué esta empresa es distinta al resto:

En general, tenemos visto que este tipo de empesas¬†ofrecen mini-pr√©stamos de 100-900‚ā¨ a 30 d√≠as o menos y reembolso a final del plazo. Si no se paga a final del plazo, en la mayor√≠a de los casos, se aplican intereses de mora o el cliente tendr√° que contratar un nuevo pr√©stamo para amortizar el anterior. El cliente entra en un ciclo infernal dif√≠cil de salir. Aqu√≠ no. Aqu√≠ ¬†con los de SAVSO, parece que funciona de otro modo, con minipr√©stamos sin agobios:

SAVSO ofrece mini-pr√©stamos de 100-900‚ā¨ (hasta 300‚ā¨ el primero) a 13 o 26 semanas y se reembolsa por cuota fijas semanales. A final del plazo no hay pr√≥rrogas y no se aplican intereses de mora, con lo que las cotas a reembolsa son m√°s peque√Īas y en un plazo m√°s amplio, lo que satisface la vieja petici√≥n de los clientes para conseguir que el presupuesto familiar encaje mejor.

En segundo lugar, y no menos importante, esta empresa acepta¬†clientes inscritos en ASNEF por deuda no financiera inferior a 500‚ā¨ (telefon√≠a, luz,…). Esto lleva a que esas peque√Īas reclamaciones que las compa√Ī√≠as suministradoras utilizan como armas contra nosotros no sean y tan relevantes, lo que reduce nuestra indefensi√≥n.

Si a esto le unimos que todas la cantidades, todas ellas, est√°n definidas de antemano para evitar sorpresas, nos encontramos con que esta empresa puede ser una alternativa interesante.

No va a ser la panacea, porque la panacea no existe para quien tiene que pedir un crédito rápido, que se le formalice en un día o dos a lo sumo, pero al menos se acerca a algo que parece razonablemente justo y razonablemente rentable.

Echadle un ojo.

Share
Tags: , , ,

Entendedlo: la mayoría parlamentaria les importa un huevo.

La vieja historia del grande y el peque√Īo.

La vieja historia del grande y el peque√Īo.

Veo a la gente haciendo cuentas sobre qui√©n podr√° gobernar con qui√©n, qu√© clase de leyes se pueden sacar con seg√ļn qu√© mayor√≠as y no salgo de mi asombro: o los periodistas se aburren mucho, que no lo descarto, o la ciudadan√≠a no tiene ni pu√Īetera idea de c√≥mo funciona realmente la cosa pol√≠tica.

Sin dármelas de entendido en el asunto, voy a tratar de hacer un breve recensión, a ver si nos queda claro:

En Espa√Īa hay tres poderes, en teor√≠a. El judicial, el legislativo y el ejecutivo. Del judicial vamos a pasar por ahora, aunque √ļltimamente todo acabe en manos de los jueces y se politicen d√≠a tras d√≠a un poco m√°s los tribunales .

El parlamento es el poder legislativo, ¬Ņvale?. Si no tienes mayor√≠a en el parlamento, no puedes legislar.

Pero es que el poder ejecutivo est√° aparte, y no tiene que ver con el Parlamento.

Si consigues ganar la sesión de investidura, aunque tengas minoría en el legislativo, sigues teniendo en tus manos el ejecutivo. Y eso supone:

-Poder gobernar por decreto, y luego ya se ver√°.

-Poder dar instrucciones a Hacienda y otros organismos.

-Poder interpretar las leyes como mejor te pete (mediante circulares) y el que venga que lo recurra.

-Poder decidir cuando se disuelven las cortes y se convocan nuevas elecciones.

Y SOBRE TODO

-Poder nombrar hasta 2900 altos cargos y asesores, a dedo, con maravillosos sueldos y prebendas, dejando a los tuyos maravillosamente agradecidos y satisfechos.

¬ŅComprendemos ahora por qu√© importa tanto la sesi√≥n de investidura, aunque luego haya o no haya mayor√≠as para sacar leyes?

Los presupuestos se prorrogan. Las leyes que esperen. Pero el Gobierno lo tengo yo y a los altos cargos, a mansalva, los nombro yo. De eso iba Artur Masm, empe√Ī√°ndose en ser Presidente, y de eso va el sainete de ahora.

No nos enga√Īemos.

Share
Tags: , ,

Anciana se queja de la honradez de los carteros…

Cosas veredes...

Vaya pa√≠s que tenemos…

Hoy sólo una nota breve, anecdótica, para echarnos juntos unas risas y llevarnos las manos a la cabeza con alguna gente.

En reciente conversación, he escuchado a una anciana quejarse de la honradez de los carteros. Estaba hablando con otra persona de mi despacho, pero me he acercado un momento. Y resultó que no se quejaba de que los carteros no fuesen honrados, sino de todo  lo contrario. Lo que a la octogenaria realmente le molestaba es que los carteros NO robasen.

¬ŅSe le iba la cabeza la buena se√Īora?, ¬Ņqu√© pu√Īetas pasaba?¬†¬ŅAlguien es capaz de adivinar por qu√©?

Pues hay una raz√≥n l√≥gica: la se√Īora, ya jubilada, tuvo toda una vida una tienda en plan bazar y cacharros electr√≥nicos, y dec√≠a que si los carteros robasen, como cualquiera, no andar√≠a por ah√≠ la gente pidi√©ndolo todo pro internet y tendr√≠a que seguir yendo a las tiendas, que era una verg√ľenza que la gente lo pidiese todo fuera, as√≠, de cualquier manera, y sin miedo a que les desapareciese…

Muy enfadada la se√Īora con que los carteros dejasen los paquetes en su destino, sin robar su contenido, y adem√°s, incluso puntualmente en muchas ocasiones…

Me dieron ganas de proponerle que recogiese unas cuantas firmas para pedir que los carteros fuesen un poco m√°s chorizos..

Manda carajo…

Share
Tags: , ,

Los que corren como liebres. Fraude durante la huida.

Muy ma√Īa suerte

Muy ma√Īa suerte

Hace poco, un lector nos envi√≥ el siguiente mensaje que reproduzco textualmente para que ve√°is c√≥mo anda el percal. √Čl lo explica perfectamente

Hola

Una empresa ha emitido facturas falsas como si yo hubiera realizado unos trabajos que no he realizado ni he cobrado y Hacienda me reclama el IVA con su consecuente recargo y no tengo modo de acceder a dichas facturas ni de demostrar que es un fraude.

Seg√ļn me asesora mi abogado, puedo ganar un juicio pero es f√°cil que no consiguiera nada si declara la empresa en ruina ya que sus bienes privados van por otra parte. A parte tengo mas facturas que si he realizado y no he cobrado.

Cómo puede ser tan injusto que yo deba pagar a hacienda mas de 4000 y el se los desgrave.

La empresa que cierra puede darle al Photoshop todo lo que quiera. Sus gerentes ser√°n penalmente responsables, claro, pero a esas alturas, a buena parte de ellos les da igual que los condenen por quinientos que por mil quinientos.

Lo peor de todo es que es bastante com√ļn, y aunque no siempre echan mano al inocente, lo que est√° claro es que casi nunca echan mano al culpable.

En estos casos, la mejor manera de intentar demostrar que se trata de un fraude es mostrar los extractos bancarios y alegar que nunca se cobró nada. No es un sistema infalible, porque el IVA se debe cuando se factura, y no cuando se cobra, pero puede ayudar.

La ra√≠z del problema estriba en que ante Hacienda la prueba siempre cae de tu parte, y es muy complicado, mucho, demostrar que no has realizado una actividad. Despu√©s, y s√≥lo despu√©s, puedes ir al juzgado, donde el asunto funciona al rev√©s y son ellos los que tienen que demostrar que eres culpable, pero eso lleva a√Īos, gastos, recargos, y hasta un posible embargo fiscal que te llevar√° a√ļn m√°s a√Īos y abogados revertir para recuperar tu dinero.

O sea, una maravilla…

 

Share
Tags: , ,