Como bien sabéis, al Gobierno le gusta inventar impuestos sobre cualquier cosa que se mueva, esté atornillada al suelo, respire, haga la fotosíntesis o simplemente sufra los efectos de la gravedad. Sin embargo, hay un impuesto, tasa en este caso, en el que no han pensado todavía y es una pena.

Permitidme que añada veneno a la serpiente.

¿Qué tal funcionaría una tasa por la que se cobrasen 25€ cada vez que alguien da de baja a un trabajador en la Seguridad Social?

El mecanismo es simple:

Si das de alta a un trabajador, haces el trámite y no pagas nada.

Al darlo de baja, pagas una tasa de tramitación de 25€

Si lo das de baja una vez al año, o una vez cada diez años, es una tasa ridícula y no causa impacto ambiental. Pero seguro que esta tasa les encantaría a toda esos cabrones desaprensivos que firman contratos por dos horas, por cinco horas, por dos días y una hora, o que dan de alta el lunes para dar de baja al trabajador los viernes por la tarde. Les encantaría de veras.

Y ya veis: conseguimos recaudar un poquito para las arcas públicas y luchar contra los contratos basura. De un golpe.

¿Quién lo apoya?

Share
 SIGUENOS EN TWITTER PINCHANDO AQUI .